La Biblioteca del Traductor
Everything is possible if you wish enough
contacto@bibliotecadeltraductor.com

¿Y ahora qué?

¿Qué hacer cuando acabe mis estudios de Traducción e Interpretación?
 

¿Qué hacer cuando acabo mis estudios de Traducción e Interpretación? Este es un tema muy común entre los estudiantes y los que acaban de terminar sus estudios.  Sin embargo, creo que nunca está de más recordar, que todos hemos empezado más o menos igual, concluyendo nuestros estudios.

Una opción muy buena, para los que no han terminado todavía, son las prácticas para estudiantes, que pueden ser en empresas o en la propia universidad. Sin embargo, ¿qué prácticas escoger?, ¿en empresas o para la universidad?, para esto no hay una respuesta clara, lo importante es que estén relacionadas con el sector al que nos queremos dedicar. En cuanto a la remuneración de las prácticas, no suele ser muy buena, aunque en esto como en todo, hay excepciones.

Hay dos formas de ponerse en contacto con la empresa que nos va a contratar en prácticas:

  • La menos probable es que la empresa se ponga en contacto con nosotros. Cuando esto ocurre, el puesto ofertado no es siempre el que mejor encajaría con nuestro perfil, además, si optamos solamente por esta vía, corremos el riesgo de que no nos llamen, y de que no podamos realizar las prácticas deseadas.

  • La opción más recomendable es ofrecerle nuestros servicios a las empresas para las que deseemos trabajar, y explicarles las ventajas que tiene la empresa, en términos económicos, al contratar a un estudiante en prácticas. En los centros de empleo de nuestra universidad nos podrán ofrecer ayuda y una lista de las empresas que ya han solicitado estudiantes en prácticas.

Para los que ya hayan terminado sus estudios, existen unas prácticas para titulados. Las condiciones suelen ser parecidas a las de estudiante, y dan una opción a aquellos, que por el motivo que fuere, no pudieron hacer las de estudiante, o para los que sí que las hicieron y quieren seguir adquiriendo experiencia dentro del estatus de becario.

A parte de las prácticas, otra opción es la creación de un blog, o página web, con el objetivo de hacernos visibles para nuestros futuros clientes o empleadores. En este sitio, a parte de escribir nuestras andanzas como traductores, podemos ofrecer nuestros servicios. En cuanto a la elección de la plataforma que utilizaremos, la gran mayoría son muy válidas, las hay gratuitas o de pago, para empezar yo utilizaría una gratuita. Para darle visibilidad a nuestro blog o página, es recomendable utilizar las redes sociales como Facebook o Twitter, y un perfil de Linkedin también ayuda mucho.

Tal como está la situación actual, hay que tirarle a todo, por lo que también es recomendable hacerse unas tarjetas de visita. Podemos escoger un diseño ofrecido por las propias copisterías, o darles nuestro toque personal y diseñarlas nosotros mismos, como explica de forma sencilla Rafael López en su blog, Jugando a Traducir. Con las tarjetas de visita, que llevaremos siempre encima, estaremos en disposición de ofrecer en cualquier momento nuestros servicios con un plus de profesionalidad.

 
Traductor e Intérprete Jurado
Traductor e Intérprete Jurado
 
 




No hace falta decir, que la opción de los currículos y las plataformas electrónicas de búsqueda de empleo las tenemos que tener siempre presentes, y que mientras hacemos todo lo demás, hay que inundar el mercado con nuestra persona. Una opción para los que ya no pueden realizar prácticas, ni para estudiantes ni para titulados, es hacerse un listado de empresas que puedan necesitar Licenciados en Traducción e Interpretación y ofrecerles nuestros servicios con nuestro currículo. Puede ser que estas empresas no necesiten a un traductor en nómina, pero sí trabajos esporádicos de traducción o interpretación, para esto además del currículo, ofreceremos nuestra tarjeta de visita  por si necesitan nuestros servicios en cualquier momento.


 

Espero haber sido de ayuda, cualquier duda o crítica será bienvenida.


 

14 de diciembre de 2012                                                                    Luis Alegre Batalla


contador de visitas