La Biblioteca del Traductor
Everything is possible if you wish enough
contacto@bibliotecadeltraductor.com

Ortografía a la intemperie

Las faltas ortográficas nos rodean y nos avasallan, normalizando los errores ortográficos.

Tras darle muchas vueltas, me he decidido a escribir mi primer artículo y como no sé muy bien cómo comenzar, iré al grano. El título del artículo lo tomo prestado del maestro José Martínez de Sousa. Uno de mis principales problemas, a la hora de superar mis estudios de traducción e interpretación, ha sido la ortografía. Sí, y es que las faltas ortográficas nos rodean y nos avasallan, normalizando los errores ortográficos.
 
El otro día, paseando con mi hija, pasamos por delante de la Conserjería de Educación de la Junta de Andalucía. Me paré a observar el cartel, y me
sorprendió que el logotipo de la Junta llevara la leyenda “JUNTA DE ANDALUCIA” sin tilde. Yo siempre había pensado que Andalucía se escribe con tilde, sin embargo, al verlo así escrito en todos los organismos dependientes de la Junta me planteé que quizás el equivocado fuera yo. Sin embargo tras una rápida consulta a la Fundación del Español Urgente (FUNDEU), comprobé que estaba en lo cierto, es un error ortográfico. Si este logotipo que aparece en la Conserjería de Educación de la Junta de Andalucía, un organismo oficial y encargado de la educación, hace que me plantee –un licenciado en traducción– una norma ortográfica, ¿qué no hará en mi hija?

 
Otro ejemplo que ha estado a la vista de todos hasta hace muy poco, era el nombre del periódico más leído de España, El País, que aparecía en portada con su nombre sin tilde. Afortunadamente, hoy ya aparece con la tilde.
 
Esto no ocurre solamente con las tildes, sino que también se da con otras faltas
ortográficas. Para muestra un botón: garaje, es una palabra que viene del francés garage, pero si prestáis atención a los carteles, vemos que se utiliza en muchos casos la grafía francesa, que no existe en español. Hasta en algún cartel electoral hemos visto "elije" en vez de elige, la lista es bastante larga.
 
Lo que quiero señalar es que miremos donde miremos,  encontraremos una falta de ortografía. No considero que esto sea consecuencia de nuestro sistema educativo o de mala formación en lengua, sino que en la sociedad española en general, no se ha prestado la suficiente atención a las tildes ni a la ortografía y para que esto cale entre los más jóvenes, no basta solo con estudiar ortografía y lengua, sino que se tiene que dar importancia a escribir bien en carteles publicitarios, anuncios, carteles de empresas, señales de tráfico y sobre todo en las instituciones españolas.
 
Mi intención no es penalizar las faltas ortográficas cometidas por desconocimiento. Lo
que realmente me irrita son las faltas de ortografía cometidas a conciencia por estética o dejadez. Sí, creo que el motivo de las faltas ortográficas de la mayoría de los carteles que vemos es por falta de conciencia o dejadez, ya que me extrañaría mucho que nadie de la Junta de Andalucía, la Dirección General de Tráfico o incluso los fabricantes de rótulos no se den cuenta de los errores.
 
Por favor, intentemos escribir bien. Si he cometido alguna falta ortográfica ha sido involuntaria, disculpas y  háganmelo saber, gracias.





15 mayo de 2012                                                                                Luis Alegre Batalla