La Biblioteca del Traductor
Everything is possible if you wish enough
contacto@bibliotecadeltraductor.com

Incoterms, esos locos bajitos

El otro día, mientras estaba realizando una traducción sobre exportaciones, recordé cuando me presentaron a estos locos bajitos, los Incoterms, ¿inco qué?, ¿qué es eso?, pensé yo.
 

El otro día, mientras estaba realizando una traducción sobre exportaciones, recordé cuando me presentaron a estos locos bajitos, los Incoterms, ¿inco qué?, ¿qué es eso?, pensé yo. Estaba en tercero de carrera y teníamos que elaborar un glosario de términos de conocimientos embarque con su equivalencia al español y su respectiva definición, estaban excluidos los Incoterms. Al final, en el glosario quedaron excluidos, pero la creación de este glosario incentivó mi curiosidad sobre estos términos, su función e historia.

¿Qué son los Incoterms?

Etimológicamente, la palabra Incoterm es un acrónimo de las palabras inglesas International Commercial Term. Los Incoterms se concibieron en 1921, por la Cámara de Comercio Internacional, y en 1936 ya eran una realidad. Su objetivo es el de facilitar el comercio internacional y proporcionar un conjunto de normas para la interpretación de los términos más utilizados en el comercio internacional. Los Incoterms son términos comerciales estandarizados de tres letras, regulados internacionalmente, que establecen condiciones contractuales en las relaciones internacionales, tanto para el comprador como para el vendedor. Son de obligado cumplimiento por las partes, simplemente con la inclusión del término en el contrato; de esta manera se evitan las discrepancias y diferencias que pudieran darse debido a la inexistencia de una legislación común internacional. Desde 1936 se han revisado un total de siete veces, en 1953, 1967, 1976, 1980, 1990, 2000 y 2010.

¿Por qué y cómo se revisan los Incoterms?

La respuesta es simple, como las prácticas comerciales evolucionan y cambian en función de los avances tecnológicos y hábitos de consumo, también lo hacen sus normas. Si no se revisaran los Incoterms, estos se quedarían obsoletos y su principal objetivo, el de facilitar el comercio y las relaciones internacionales, sería irrealizable.

El proceso de revisión de los Incoterms comienza con la formación de un grupo de expertos de diferentes nacionalidades elegidos por sus aportaciones a la legislación del comercio internacional y a la Cámara de Comercio Internacional. A este grupo de expertos se les encomienda la creación de varios borradores:

  • Los borradores se envían los diferentes Comités Nacionales de la Cámara de Comercio Internacional para su revisión y evaluación. Tras un estudio de los borradores, estos se envían de vuelta al grupo de expertos con anotaciones, críticas y sugerencias.

  • Se elabora un borrador final, que debe ser aprobado por la Comisión de Derecho y Prácticas Comerciales de la Cámara de Comercio Internacional. Una vez aprobado, se presenta al Comité Ejecutivo de la Cámara de Comercio Internacional para su aceptación.

Tras la última revisión en el 2010 los Incoterms quedan agrupados en dos categorías:

  • Reglas para cualquier medio o medios de transporte:

    1. EXW - Ex Work

    2. FCA - Free Carrier

    3. CPT - Carriage Paid To

    4. CIP - Carriage and Insurance Paid to

    5. DAT - Delivered At Terminal

    6. DAP - Delivered At Place

    7. DDP - Delivered Duty Place

  • Reglas para transporte marítimo y vías navegables interiores:

    1. FAS - Free Alongside Ship

    2. FOB - Free On Board

    3. CFR - Cost and Freight

    4. CIF - Cost Insurance and Freight

Esta es la última revisión que se ha hecho de los Incoterms, la del año 2010. En amarillo, la responsabilidad es del vendedor; en negro, la responsabilidad recae sobre el comprador:

Incoterms

A mí, en su momento, un resumen parecido a este me sirvió para aclararme. Como siempre, cualquier crítica será siempre bienvenida, y por supuesto un saludo a todos los bibliotequeros traductoriles.



22 de junio de 2013                                                                         Luis Alegre Batalla


contador de visitas